jueves, octubre 20, 2005

OPINIÓN/ Uribe de presidente a candidato presidencial

Siete días antes de que se diera conocer el fallo de la Corte Constitucional en este blog ya se rumoraban los resultados exactos de las votaciones. Hoy, ya es un hecho, el alto tribunal decidió por 7-2 que sí puede haber reelección presidencial y que Uribe tiene chance de dirigir el país hasta el 2010.

Hecho que sería histórico, porque después de Alfonso López Pumarejo (1934- 1938, 1942 – 1945) sería el primer presidente en ser reelegido en los últimos 60 años de forma inmediata a través de consulta popular.

Pues aunque el actual mandatario tenga una imagen favorable de 76 por ciento y una aprobación de su gestión del 80 por ciento, deberá participar en los próximos comicios en las mismas condiciones que sus más cercanos oponentes: Horacio Serpa, César Gaviria, Enrique Peñalosa, Antonio Navarro y Carlos Gaviria.

A pesar de que los últimos sondeos dejan bien parado a Uribe, con el 53 ó 56 por ciento de la intención de voto, el nombre del próximo presidente de los colombianos aún está dando vueltas dentro de la ruleta.

Lo que ya suena, en los corredores del Congreso, es la fórmula del próximo cuatrienio que bien podría ser Juan Manuel Santos, Germán Vargas Lleras o, quién lo creyera, una mujer de amplia trayectoria política. Definitivamente, un palo que rompería todo tipo de pronósticos.

También hay vaticinios que hablan de algo más que una simbiosis política. Algunos profetas en la materia comentan que teniendo en cuenta que Uribe se mueve dentro de las contradicciones, podría salir a gobernar con o a través de algunos de sus opositores. Predicción que ni la entiendo ni me suena, pero ahí se las dejo.

Seguramente, los que van en este nuevo tren, que lleva hasta el 2010 y que incluye visa para los E.U, poncho y carriel, son los que apoyaron al gobierno en temas como el referendo, TLC y reelección.

Juicio Sumario
Después de conocer la decisión de la Corte, uno de los amigos de esta casa, que por motivos de seguridad tuvo que abandonar el País de las Maravillas y ejerce el periodismo en otra plaza, pregunta “¿hasta dónde los proyectos de ley y propuestas de reforma presentadas y apoyadas por el presidente Uribe desmembran la Constitución del 91, atentan contra los derechos humanos, el derecho internacional humanitario, los tratados internacionales y contra los principios básicos del Estado social y democrático de derecho?”.

“Se quiere recortar poderes haciendo que quede en el poder discrecional del Ejecutivo acatar o no los fallos de la Corte Constitucional, cuando actualmente son de obligatorio cumplimiento”, agrega.

Y en cuanto al tema que más se le discute a este gobierno: su política de seguridad democrática, y en el que hay tanto opositores como devotos señala que sí hay seguridad, pero “seguridad por encima de los derechos humanos, de las manifestaciones y protestas de la sociedad civil, de los mandatos de la Carta Constitucional”.

Estos son sólo algunos de los decretos, declaraciones y proyectos de ley del gobierno que van en contra de los derechos humanos y Estado democrático, y que se han promulgado en este gobierno. Me hubiera gustado citar todos, pero me cerraron la hemeroteca.

Decreto 1837 del 11 de agosto de 2002
Se declara el Estado de Conmoción Interior. En desarrollo de él se han realizado detenciones masivas.

Decreto 1938 del 11 de agosto de 2002
Se crea un impuesto especial que afectó a más de 400.000 personas, para recoger recursos para la guerra.

Decreto 2001 del 9 de septiembre de 2002
Da a los Jueces Penales del Circuito y los Fiscales Delegados competencias de los Jueces del Circuito Especializados. Revoca la igualdad de los intervenientes en el desarrollo actuación procesal y la protección, especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física y mental se encuentran en circunstancias de debilidad manifiesta.

Decreto 2002 del 9 de septiembre de 2002
Se adoptan medidas para el control del orden público, que confieren a la fuerza pública facultades de policía judicial. También se definen las zonas de rehabilitación y consolidación en las que se entrega al Gobernador y, sobre todo, al comandante militar potestad casi absoluta de limitación de derecho a libertad de circulación y residencia, de obtener información y prestar servicios.

Convenio Internacional – Septiembre de 2002

El gobierno suscribe a la Corte Penal Internacional con 7 años de salvedad en el convenio.

Resolución ejecutiva Nº 129 del 21 de septiembre de 2002
Delimita como Zonas de Rehabilitación y Consolidación un área geográfica en Sucre y Bolívar, y otra en Arauca y designa autoridades militares.

Ley 788 de 2002
Reforma tributaria. Recarga el peso de la tributación en el consumo y extiende el IVA a otros productos de la canasta familiar.

Proyecto de Ley 056 por iniciativa gubernamental – Agosto de 2002
Reforma pensional que niega el derecho a la seguridad social a una parte de la población. No avanza en coberturas y pasa por alto el artículo 48 de la Constitución que establece la universalidad como principio del sistema de seguridad social.

Proyecto de Ley por iniciativa gubernamental – Agosto de 2002
Reforma laboral. Desconoce los mínimos fundamentales de la Constitución Política.

Proyecto de Ley por iniciativa del Congreso, Ministerio de Defensa y la Industria Militar – Septiembre de 2002
Los civiles podrían usar subametralladoras.

Proyecto de Ley por iniciativa gubernamental – Octubre de 2002
Reforma a la Justicia que limita los alcances de la Corte Constitucional y la tutela

Decreto 2555 del 8 de octubre de 2002
Se prorroga el Estado de la Conmoción Interior

Convenio Internacional de enero de 2003
Uribe apoya a Estados Unidos en la Invasión a Irak

Declaraciones en Quito del 15 de enero de 2003
“Esa colosal fuerza que se piensa enviar al Golfo debe estar en nuestro Mar Caribe y el Pacifico en la Amazonia, para luchar contra el flagelo del narcotráfico y el terrorismo interno”.

Proyecto de Ley por iniciativa gubernamental – Mayo de 2003
Estatuto Antiterrorista. Habilita allanamientos sin previa orden judicial lo que afecta el derecho a la intimidad. Permite empadronamiento de los ciudadanos, en contra del derecho a libre circulación. Otorga facultades de policía judicial al Ejército.

Declaración pública en junio de 2003
Anuncia libertad para delitos atroces

Declaración pública en junio de 2003
“Seguiremos fumigando”. Respuesta a la sentencia de la Corte Constitucional que obliga a suspender fumigaciones en Putumayo hasta consultar con los indígenas.

Decreto 1603 del 12 de junio de 2003
Por el cual se suprime Telecom y las Empresas de Telecomunicaciones de Caquetá, Maicao, Calarca, Tulúa, Nariño, Santa Rosa, Cartagena, Buenaventura, Armenia, Tolima, Valledupar y Huila.

Para no alargar esto, porque el tema da para todo un blog…

Suprimió cargos en el Instituto Nacional de Adecuación de Tierras, en el Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura y en Fondo de Confinanciación para la Inversión Rural, los tres en liquidación.

Escindió el ISS, Ecopetrol, Fondo Nacional de Camino Vecinales y Ferrovías, y ordenó su liquidación. Ni hablar del Instituto de Fomento Industrial…


En el mismo 2003 suscribe un acuerdo bilateral con los Estados Unidos que impide que los ciudadanos sean sometidos ante la Corte Penal Internacional.

Con el Proyecto de Alternatividad Penal, presentado al Congreso, garantizó la impunidad de lesa humanidad y de guerra. Con el proceso de desmovilización, que sólo existe en su cabeza, lo único que se hizo fue trasladar el conflicto a las ciudades. Pequeñas células de delincuencia urbana, que se dedican al secuestro y al terrorismo.


El TLC, ahí se los dejo, con consecuencias adversas para la economía del país, sobre todo, a largo plazo, como toda decisión económica. Bueno, en este caso política. La Ley de Justicia y Paz. ¿Reparación? ¿Justicia?

Para no agotarlos en detalles, los invito a releer el primer párrafo de este post. -Siete días antes de que se diera conocer el fallo de la Corte Constitucional en este blog ya se rumoraban los resultados exactos de las votaciones.-

Díganme si no es muy cuestionable la transparencia. Una Corte que falla en derecho, que su decisión es vox populi días antes, pero que sólo es acatada cuando favorece al gobierno.


El problema, entonces, no es que este post sea “light” sino que esta vez recurrí a la pragmática, como artilugio, para presentar mis críticas de manera uniforme y cautelosa, para alistarme a lo que muchos avizoran. La dictadura civil.

miércoles, octubre 12, 2005

OPINIÓN/ Contra la identidad colombiana

Como si se tratará de una profecía que llegaría como efecto de la globalización, la pérdida de la identidad cultural trastoca actualmente los escenarios de consumo masivo y como secuela intenta reaparecer lo que por años fue excluido y negado. Lo popular.

Sin embargo, esta vez no para obtener mayor reconocimiento y proteger en el campo élite de la civilización un lugar especial a lo tradicional sino para ridiculizar a la gente que, por falta de oportunidades, no puede expresarse mejor de lo que quisiera y que por eso es avergonzada en los medios de comunicación, especialmente en la televisión y en la radio, sin ningún de reparo.

Sobre estas tendencias han proliferado novelas, programas radiales, personajes humorísticos y portadas de algunos medios impresos que usando el populismo han tratado de ser más digeribles y cercanos a un público por generación más híbrido que el anterior.

Pues, el interés contemporáneo ha hecho que cada individuo le cosa a su ‘camisa negra’ lo que más le gusta de cada país. En Colombia, los pobres quieren ser mexicanos, los de clase media sobrinos del Tío Sam y los acaudalados sueñan con emparentar con algún nobiliario europeo, pero muy pocos quieren ser colombianos.

Si bien es verdad que las barreras geográficas no sólo ya no existen, para el terrorismo y las enfermedades, sino que están condenadas a desaparecer, inicialmente al interior de las regiones y luego como consecuencia del apogeo de las compañías transnacionales en el resto del mundo, aún lo más importante, pase lo que pase, es el resguardo de la identidad cultural. No contemplado sólo como lo culto sino también como lo popular.

De hecho, la pérdida evidente de la identidad cultural ha provocado que la humanidad se arraigue a lo que considera popular por creer que allí están sus raíces. Precisamente, el fundamentalismo se encierra, de manera exagerada, en la cultura y en lo religioso, para reversar esa crisis de sentido.

Por eso, es tan importante no confundir popular con populismo ni culto con cultural, para que no lleguemos a esos extremos.

Es oneroso destronar de las pantallas, de los micrófonos y las páginas de los medios el español malhablado y mal escrito, el madrazo para adornar un buen apunte, y los dichos y expresiones que sólo quedan bien con los amigos.

Porque a este paso de cangrejo, los hijos de la hibridación, en mayor potencia nuestros hermanos, hijos, nietos y siguiente descendencia, asumirán problemas más graves que los ambientales.

Pues, como no puede haber porvenir mientras se resisten a la “postmodernidad”, tendrán serios inconvenientes para entenderse y saber quiénes son, si no es que ya se lo preguntan.

En un mundo que, con los días, es más corto de palabras y más lleno de símbolos y signos. Y que peligrosamente, para cada persona, desde ya tienen significados y significantes diferentes.